BMW Serie 5

El Serie 5 de BMW se lanzó con una carrocería mucho más ligera pues incorpora elementos de aluminio que lo hacen más versátil que su excelente predecesor...



La Serie 5 incorpora numerosos elementos de aluminio en su carrocería y con ello se ha conseguido que pese a ser más grande que su antecesor, el modelo sea más ligero. Por otro lado, también se ha logrado así un mayor espacio interior sobre todo para los asientos traseros y la cajuela.
Los acabados y el equipamiento también han mejorado. Ahora, la Serie 5 incluye un sistema denominado ´dirección activa´ que facilita las maniobras a baja velocidad y hace más precisa la conducción cuando se maneja a mayor velocidad. También se incorporan otros apoyos al manejo como los faros adaptables a las curvas o el control de crucero activo.


En el viejo continente saldrá con dos motores de seis cilindros a gasolina y uno a diesel; los de gasolina saldrán al mercado con 170 y 231 CV y el diesel con 218. Es muy probable que más tarde se incorpore una motorización V8.
Aunado a esto, las tres versiones traen caja manual y automática de seis velocidades y alcanza entre 230 y 250 kilómetros por hora.


El Serie 5 trae una primicia mundial en lo que a conducción se refiere y que consiste en la "dirección activa" que dependiendo de la velocidad a la que se esté conduciendo, la dirección es más o menos directa.
Por ejemplo, si se conduce a velocidad media o baja, la dirección electrónicamente se ajusta para que se aplique un menor giro al volante, cosa que será muy útil a la hora de estacionarse por ejemplo.


Los faros bixenon, se ajustan a las curvas del camino y se regulan de acuerdo al ángulo de giro del coche.
Por otra parte y aunque se lo ganó la Sienna de Toyota, el Serie 5 incorpora el sistema de crucero activo (ACC) que funciona con rádar y regula automáticamente la distancia con respecto a los coches que circulan delante.


También incorpora el sistema de barras estabilizadoras activas "Dynamic Active" y los neumáticos "run-flat" que permiten circular aunque se haya sufrido una ponchadura.
El Serie 5 es más grande y espacioso que su antecesor pero no por ello más pesado. Incluso, en algunas versiones, llega a ser hasta 75 kg. más ligero. Esto se debe a la utilización de aluminio en la carrocería
El habitáculo creció y el equipamiento de serie está formado por un nuevo aire acondicionado con regulación automática de temperatura y un vaporizador para evitar la resequedad ambiental y, además, un sistema de regulación individual de la temperatura por zonas.
Por último, por primera vez en un BMW, se incorpora la función de proyección de la imagen en la pantalla del parabrisas. De modo que se mantiene informado al conductor de todos los datos relevantes dentro de su campo visual.

Haga click aquí para leer mas artículos de Autocosmos