BMW Z4 2.5i 2004

Adiós a la palanca de cambios  -Dan Lyons

Proveído Por:


Pulsadores sí, pedales no.

Ése es el modo en que los autos de Fórmula 1 pasan los cambios, un adelanto tecnológico que ha ido incorporándose lentamente en los modelos de producción. Entre las categorías de autos deportivos de alrededor de treinta mil dólares, hay dos ejemplares que actualmente permiten engranar las marchas sin necesidad de usar el pie izquierdo: Audi introdujo su caja de cambios Direct Shift Gearbox en el TT 3.2 y BMW presentó su caja manual secuencial SMG (Sequencial Manual Gearbox) como una incorporación de mediados de año al modelo de la edición 2003.

Con la introducción de la SMG ya son cuatro las cajas de cambios disponibles para la línea Z4, una cifra que duplica las opciones en materia de motorización. El roadster base de US$ 34.295 monta un seis cilindros en línea de 2,5 litros, 184 caballos y 175 libras/pie (237 Nm) de par motor. El 2.5 con caja manual de cinco velocidades acelera de 0 a 60 mph en 7,1 segundos, con una velocidad máxima de 146 mph. Si subes la apuesta hasta el Z4 de US$ 41.595, el impulsor será un seis cilindros de 3 litros con 225 cv de potencia y 214 libras/pie (290 Nm) de torque. El 3.0i con caja manual de seis marchas alcanza las 60 mph con partida detenida en 5,9 segundos y ofrece gran docilidad al llegar a la velocidad máxima de 155 mph.

Las cajas manuales de cinco y seis velocidades son de serie en los modelos 2.5 y 3.0 respectivamente, y ambos motores pueden acoplarse a la Steptronic automática de cinco velocidades o a la SMG de seis velocidades, ambas opcionales. El auto probado por nosotros era un 2.5i con SMG.

El 2.5 de BMW ofrece prestaciones brillantes, con un espectro de potencia ancho y equilibrado. Aunque la potencia extra del 3.0 es seductora, la mayoría de los conductores estarán más que conformes con el comportamiento del 2.5 y claro, también podrán ahorrarse la diferencia de US$ 7300.

Continue al BMW Z4 2.5i 2004 resumen de Myride.com