Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo

Cerca de la precisión, pero no ?más allá?  -Christian J. Wardlaw

Proveído Por:


Con gran sabiduría, Buick reemplazó por fin su inverosímil campaña publicitaria ?Dream Up? protagonizada por la banda Aerosmith mediante un arreglo que pudo haber arruinado su carrera, tras los magros resultados obtenidos en su intento de convencer a los cuarentones de que compren un LaCrosse en vez de un Lexus. El eslogan nuevo es ?Beyond Precision? o ?Más allá de la precisión?; lo cual, si creyéramos aunque sea un poco en la verdad publicitaria, significaría que un Buick es un auto fabricado excepcionalmente. Nuestra experiencia durante una semana al volante del nuevo Buick Lucerne 2006 no dio crédito a semejante afirmación, pero hay algo que es verdad: el Lucerne es casi un auto ?engañoso?, como sugieren los anuncios publicitarios impresos de esta nave bandera de Buick.

Engañoso se dice a esos participantes que a primera vista parecen fuera de competencia, y luego revelan talentos ocultos, sobrepasando y triunfando por sobre sus competidores. Sus virtudes están encubiertas, a veces a propósito, tras una fachada de mediocridad. Cualquier Buick nuevo, gracias a décadas de producción vulgar, tiene potencial para ser un auto engañoso. El Buick Lucerne 2006 no logra acercarse a la cabeza de su clase, pero posee agradables atributos particulares, atractivos para cierto tipo de consumidor, aunque no serán precisamente aquellos que escuchan los discos que Aerosmith produjo en las últimas dos décadas.

El material de prensa del Buick Lucerne 2006 promete ?un novedoso enfoque al segmento de acceso a la gama de lujo?, y que este auto ?subraya el compromiso de GM de brindar a los consumidores de Buick una línea de vehículos premium de diseño elegante, cómodo interior y niveles excepcionales de potencia, confort, serenidad y calidad?. Después de probar un Lucerne CXS color rojo metalizado en las regiones de Los Angeles y Orange County, podríamos decir que los redactores han plasmado media verdad. El Lucerne es cómodo, sereno y fabricado con materiales de calidad (salvo por un detalle particular), pero su diseño no es elegante, no está fabricado con exquisitez, ni es excepcional de ninguna manera. Dado que se trata de un sedán tracción delantera equipado con un V6 común de bloque de hierro que está entre los más flojos del mercado, con opción a un V8 apenas más potente que el V6 de un Nissan o Toyota, tampoco se puede decir que el Lucerne sea un novedoso enfoque a nada, y mucho menos al segmento de acceso a la gama de lujo.

El Buick Lucerne viene en tres niveles de equipamiento, CX, CXL y CXS; y el motor que se incluye de serie es un fantasma del pasado de GM: un V6 pesado de 3,8 litros de bloque de hierro fundido, con válvulas a varillas. Este V6 que han dado en llamar 3800 Series III es, tras décadas de servicio, más confiable y refinado que nunca, pero apenas produce 197 caballos. Eso es menos que el criticado V6 3.0 que venía con el Ford Five Hundred y el Mercury Montego. Parece que a cambio de potencia se ha obtenido un consumo decente, ya que según la EPA rinde 19 mpg en ciudad y 28 en carretera. Si escoges el nivel de equipamiento CXL o CXS te beneficiarás de un salto sustancial en la fuerza motriz gracias al motor V8 de 4,6 litros y doble árbol de levas a la cabeza que genera 275 caballos. Este motor marca el retorno de los ocho cilindros a la línea de autos de Buick (porque en cuanto a los SUV el Rainier equipa uno), y se trata de una unidad como la del Cadillac Northstar pero adaptada. Se recomienda gasolina premium, aunque no es un requisito, y la EPA asegura que rinde 17 mpg en ciudad y 26 en carretera. Nosotros, en manejo combinado, logramos 17,3 mpg.

Para ambos motores se dispone de una caja automática de cuatro velocidades, la que se está volviendo cada vez más obsoleta en un segmento que cada vez está más poblado de automáticas de cinco y seis velocidades. Todos los modelos de Lucerne incluyen frenos antibloqueo en las cuatro ruedas con asistente de frenado, y un sistema de suspensión autonivelante con torretas MacPherson en el tren delantero y tipo multilink en el tren trasero. El Lucerne CX es el típico Buick del abuelo, ese que flota y se mece suavemente sobre delgados neumáticos de 16 pulgadas. El CXL, en cambio trae la suspensión más dura y neumáticos más anchos de 17 pulgadas. El Lucerne CXS está equipado con neumáticos de 18 pulgadas y un espectacular sistema de control magnético de la calidad de marcha (Magnetic Ride Control) que emplea amortiguadores que tienen partículas con carga magnética suspendidas en un fluido sintético, que permiten ajustar en tiempo real la viscosidad del fluido para responder a distintas condiciones de rodaje y exigencias de conducción. En los Lucerne equipados con el V8, la mecánica de la dirección a piñón y cremallera también está asistida magnéticamente, pero en los V6 la asistencia es hidráulica. De cualquiera de las dos formas, el diámetro de giro es inmenso, así que prevé varios movimientos para esa maniobra.

En lo que concierne a la seguridad, el Buick Lucerne 2006 está bien equipado. Los airbags frontales incluyen para el acompañante una bolsa de doble profundidad, que se infla de varias formas y a diferente presión según la severidad del impacto, el uso del cinturón, la posición del asiento, etc. El Lucerne también incluye airbags delanteros de impacto lateral, airbags de cortina lateral, control de estabilidad, control de tracción, frenada asistida y monitor de la presión de los neumáticos. Por si todo eso no alcanza para mantenerte a salvo, el Lucerne también incluye el sistema de telemática OnStar con aviso avanzado de accidente y una suscripción gratis por un año al servicio ?Directions and Connections? de GM.

Entre otros accesorios disponibles como estándar u opcional se incluyen el arranque del motor a distancia y los asientos calefaccionados o refrigerados, ambos muy apreciados en climas cálidos o fríos. El auto también incluye calentador para el líquido lavaparabrisas y escobillas sensibles a la lluvia. Asimismo se ofrecen detalles notables como el sistema de navegación basado en DVD, ayuda de estacionamiento ultrasónica, y equipo de audio Harmon-Kardon de 280 watts con cambiador de seis CD integrado al tablero y radio satelital XM opcional. El equipo de audio incluso trae una entrada auxiliar para reproductor de MP3. Ja, ¡como si la abuela fuera a conducir hasta Coco?s a aprovechar la promoción escuchando a todo volumen a Barry Manilow en un iPod!

Créase o no, el Buick Lucerne 2006 comparte plataforma con el Cadillac DTS, una base que a lo largo de la década pasada, y durante varios estadíos de su desarrollo, fue empleada en una gran variedad de modelos ?premium full-size? de GM, como el Cadillac Seville, Oldsmobile Aurora y Pontiac Bonneville. El diseño del Lucerne lleva ciertos rasgos característicos de Buick, como la grilla ovalada en cascada y las pequeñas portillas arriba de los guardafangos delanteros, combinado con elegantes parabrisas y luneta, y un remate trasero similar a los VW más recientes. Buick dice que el encastre de los paneles, tanto de los interiores como los exteriores, es más preciso en los Lucerne. Esas tolerancias más ajustadas, junto con los vidrios laterales laminados, mejor sellado para evitar el ruido del viento y el sistema de ?doble-aislación? en el soporte del tren motriz son parte del proceso que Buick llama ?QuietTuning?, que incluye además elementos silenciadores de nylon compuesto dentro de los postes del techo, los paneles laterales inferiores y las estructuras de refuerzo; camisas del neumático en material compuesto; tablero de instrumentos y cubiertas estampadas en acero laminado multicapa y tapa del motor especial QuietTuning. Incluso revistieron los pistones con polímero Grayfal para una operación más silenciosa.

El Buick Lucerne 2006, fabricado en Hamtramck, Detroit, con su garantía por 4 años/50.000 millas, es un auto decente, de esos que gustan a la gente que ?compra nacional?. Equipado con el tren motriz V8, por dentro casi se convierte en un Cadillac, jugando el rol que Buick siempre quiso dentro de la jerarquía de General Motors. Ahora, ¿Es un enfoque novedoso al segmento de acceso a la gama de lujo? ¿Es excepcional? ¿Es un auto ?mentiroso?? ¿Está fabricado ?Más alla de la precisión?? Nah.

Continue al Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo resumen de Myride.com

Artículos Regionales
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Alabama
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Alaska
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Arizona
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Arkansas
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo California
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Colorado
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Connecticut
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo DC
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Delaware
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Florida
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Georgia
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Hawaii
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Idaho
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Illinois
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Indiana
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Iowa
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Kansas
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Kentucky
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Louisiana
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Maine
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Maryland
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Massachusetts
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Michigan
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Minnesota
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Mississippi
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Missouri
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Montana
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Nebraska
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Nevada
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo New Hampshire
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo New Jersey
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo New Mexico
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo New York
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo North Carolina
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo North Dakota
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Ohio
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Oklahoma
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Oregon
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Pennsylvania
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Rhode Island
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo South Carolina
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo South Dakota
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Tennessee
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Texas
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Utah
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Vermont
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Virginia
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Washington
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo West Virginia
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Wisconsin
- Buick Lucerne 2006: Impresiones de manejo Wyoming
Artículos Similares