Cultivando la Tolerancia

La tolerancia es la capacidad de conceder la misma importancia a la forma de ser, de pensar y de vivir de los demás que a nuestra propia manera de ser, de pensar y de vivir

Artículos Proveído Por:

Al adentrarnos en este tema caben las preguntas: ¿Qué es la tolerancia? ¿Es usted tolerante? ¿Qué le ha legado el ser tolerante? ¿Cómo ello le ha ayudado en su crecimiento personal? ¿Que le ha impedido ser tolerante? ¿Cómo se puede cultivar la tolerancia?

Estas preguntas quizás ya tienen respuestas de su parte y habrá determinado el rol de la tolerancia en su crecimiento personal, en lo que aporta en sus interrelaciones y como ello ayuda en garantizar un equilibrio emocional favorable.

Afortunadamente hay mucho material escrito sobre el tema, y mucho interés en saber como opera la tolerancia, su trascendencia y sobre todo como cultivarla.
Si comprendemos que nuestras creencias y costumbres no son ni mejores ni peores que las de otras personas, sino simplemente distintas, estaremos respetando a los demás.

No es preciso compartir una opinión para ser capaz de considerarla tan válida como cualquier otra. Lo que hace falta es tratar de ponerse en el lugar de los demás.

Desde cada perspectiva, las cosas se perciben de una manera distinta. Por eso, analizar en grupo una situación, escuchando la opinión de cada miembro del mismo, nos permite valorarla mejor.

Compartir las diferencias nos enriquece. Algunas veces, a lo largo de la historia se pueden ver ejemplos de personas cuyas formas de actuar nacen precisamente de la falta de respeto hacia los demás. Dejar pasar actitudes desconsideradas e injustas es una manera indirecta de no respetar a quien las sufre. Por eso, ser tolerante es también definirse, dar un paso al frente, hacer una opción por la justicia y la paz.

La tolerancia, como la aceptación de la diversidad de opinión, social, étnica, cultural y religiosa. La capacidad de saber escuchar y aceptar a los demás, valorando las distintas formas de entender y posicionarse en la vida, siempre que no atenten contra los derechos fundamentales de la persona...
La tolerancia si es entendida como respeto y consideración hacia la diferencia, como una disposición a admitir en los demás una manera de ser y de obrar distinta a la propia, o como una actitud de aceptación del legítimo pluralismo, es a todas luces una virtud de enorme importancia.

Se ha dicho que la tolerancia es fácil de aplaudir, difícil de practicar, y muy difícil de explicar.

Hay una tolerancia propia del que exige sus derechos: La oposición de Gandhi al gobierno británico de la India no es visceral sino tolerante, fruto de una necesaria prudencia. En sus discursos repetirá incansablemente que, "dado que el mal sólo se mantiene por la violencia, es necesario abstenerse de toda violencia". Y que, "si respondemos con violencia, nuestros futuros líderes se habrán formado en una escuela de terrorismo.

La Tolerancia desarrolla el espíritu de unidad; facilita la cooperación y la interacción. Aumenta el grado de confianza entre los miembros de una organización por la mayor apertura de cada uno. Por otra parte, en el debate de ideas, acciones, proyectos y programas, con que se manifiesta la vida y la actividad de una organización, disminuye el tono emocional y la agresividad en la comunicación, que de tal manera la hacen estéril. Todas las opiniones merecen respeto; en consecuencia, merecen ser escuchadas. La Tolerancia tiene que partir necesariamente del principio fundamental de que nadie es dueño de la verdad absoluta, porque cada uno tiene una visión singular de un determinado hecho o fenómeno
La tolerancia señala, que la mayor fuerza de la humanidad no consiste en armas de fuego, puños, ni en un poderío militar, sino en la capacidad de tolerancia. Todo tipo de fuerza debe inclinarse delante de quien tolera.

Hay cuatro principios para la tolerancia:

No responder a las blasfemias.
Cuando somos insultados, provocados, o acusados injustamente, debemos responder con el silencio. Si respondemos de la misma forma cuando somos víctimas de la blasfemia, nos igualamos con aquéllos que nos insultan, rebajando nuestro nivel. Si nos mantenemos en silencio, usándolo como arma contra las blasfemias, evocando la conciencia de quien las pronunció, esta fuerza es, naturalmente, mayor.

Mantenerse calmado frente a los infortunios.
Cuando nos encontramos con personas que nos quieren incomodar, derrumbar u oprimir, debemos enfrentarlas con calma, evitando cualquier confrontación. No responder con un puñetazo cuando se recibe uno, ni responder con un puntapié cuando se recibe otro, pues de esta confrontación nadie sale vencedor. Si la intención es buscar venganza de un odio momentáneo, no alcanzará el éxito de grandes hazañas.
Compasión frente a la envidia y el odio.

Frente a la envidia y el odio de otros, no debemos responder igualmente con odio y envidia, sino con corazón abierto y alma compasiva, ofrecer nuestra amistad y mostrarles nuestra intención pacífica, demostrando así, con educación, nuestra superioridad.
Gratitud frente a las difamaciones.

Si alguien lo insulta y difama, no se enoje con quien lo provocó, sino acuérdese de los beneficios que esa persona le proporcionó en el pasado y sea agradecido por eso. Principalmente, no se olvide de que en el fango más inmundo crece la impecable flor de loto. Cuanto más oscuro es el lugar, mayor es la necesidad de mantener encendida la luz del alma. Por lo tanto, ante las difamaciones, aquellos que nos difaman deben ser influenciados con ética, compasión y misericordia; solamente así la superaremos, con moralidad y tolerancia.

El verdadero vencedor tiene la fuerza de la tolerancia y el coraje de asumirla frente a los insultos, opresiones.
Definitivamente es muy interesante que en la Tolerancia, esté la conciencia del cambio continuo de cada uno de nosotros y de nuestras circunstancias. Lo que sea de mayor validez para una determinada percepción, dejará de tenerla para una percepción distinta o frente al cambio de dichas circunstancias.

Podemos tener la gran seguridad de que nada es seguro, cierto ni previsible. No manejamos la globalidad ni la interacción dialéctica de los fenómenos que percibimos. La intolerancia va de la mano con la presunción del dominio del acontecer y del futuro y corresponde generalmente a cosmovisiones elementales, esquemáticas y emocionales.

A través del ejercicio de la Tolerancia, se supera la identificación con las ideas, que resulta mucho más dañina que la identificación con las formas de la materia, las cosas, los bienes, el poder o la fama. Entonces, la Tolerancia es una buena medicina para una mejor salud mental, individual y social.

La Tolerancia es un impulso natural que hace posible un mayor desarrollo evolutivo del ser humano, porque a la par que contribuye a una mejor comunicación y a una mejor integración, permite conocer mejor a sus semejantes y amplía la cosmovisión de cada uno. La Tolerancia enriquece. Es una herramienta irremplazable para tener una mayor y mejor perspectiva de vida, que si nos recluimos en el callejón estrecho de la intolerancia. La Tolerancia, entonces, no es un sacrificio ni una ofrenda a los demás. Es una herramienta, un arma, una joya que podemos poseer y acrecentar.

Es muy importante que se sorprenda intolerante, como ello se manifiesta, las repercusiones que le genera, le afecta y deténgase a examinar que le impide cultivar ser tolerante, adéntrese en lo que representa y lo valioso que es cuando uno se identifica plenamente con ella y se sabe controlar en función de su tranquilidad, armonía y lo que puede generar en los otros. No lo descuide

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Regionales
- Cultivando la Tolerancia Alabama
- Cultivando la Tolerancia Alaska
- Cultivando la Tolerancia Arizona
- Cultivando la Tolerancia Arkansas
- Cultivando la Tolerancia California
- Cultivando la Tolerancia Colorado
- Cultivando la Tolerancia Connecticut
- Cultivando la Tolerancia DC
- Cultivando la Tolerancia Delaware
- Cultivando la Tolerancia Florida
- Cultivando la Tolerancia Georgia
- Cultivando la Tolerancia Hawaii
- Cultivando la Tolerancia Idaho
- Cultivando la Tolerancia Illinois
- Cultivando la Tolerancia Indiana
- Cultivando la Tolerancia Iowa
- Cultivando la Tolerancia Kansas
- Cultivando la Tolerancia Kentucky
- Cultivando la Tolerancia Louisiana
- Cultivando la Tolerancia Maine
- Cultivando la Tolerancia Maryland
- Cultivando la Tolerancia Massachusetts
- Cultivando la Tolerancia Michigan
- Cultivando la Tolerancia Minnesota
- Cultivando la Tolerancia Mississippi
- Cultivando la Tolerancia Missouri
- Cultivando la Tolerancia Montana
- Cultivando la Tolerancia Nebraska
- Cultivando la Tolerancia Nevada
- Cultivando la Tolerancia New Hampshire
- Cultivando la Tolerancia New Jersey
- Cultivando la Tolerancia New Mexico
- Cultivando la Tolerancia New York
- Cultivando la Tolerancia North Carolina
- Cultivando la Tolerancia North Dakota
- Cultivando la Tolerancia Ohio
- Cultivando la Tolerancia Oklahoma
- Cultivando la Tolerancia Oregon
- Cultivando la Tolerancia Pennsylvania
- Cultivando la Tolerancia Rhode Island
- Cultivando la Tolerancia South Carolina
- Cultivando la Tolerancia South Dakota
- Cultivando la Tolerancia Tennessee
- Cultivando la Tolerancia Texas
- Cultivando la Tolerancia Utah
- Cultivando la Tolerancia Vermont
- Cultivando la Tolerancia Virginia
- Cultivando la Tolerancia Washington
- Cultivando la Tolerancia West Virginia
- Cultivando la Tolerancia Wisconsin
- Cultivando la Tolerancia Wyoming
Artículos Similares
- Cultivando Nuestra Confianza
Debemos prestarle mucha atención a nuestro comportamiento, a nuestra proyección de seguridad, respeto, confianza para con los demás, para ello es importante sorprendernos qué tanto hemos cultivado nuestra confianza, cómo hemos desarrollado y manejado nuestros valores...
- Cuidado con la Angustia
- Trastorno De Déficit De Atención Con Hiperactividad
- Alta Autoestima