Hyundai Sonata 2006: Un paseo rápido Delaware

Enfrentando a los más grandes y superándolos? al menos en algunos rubros  -Christian J. Wardlaw

Compañías Locales

Porter Chevrolet Hyundai
(302) 453-6800
414 E Cleveland Ave
Newark, DE
Winner Hyundai
(302) 744-0444
591 S Dupont Hwy
Dover, DE
Winner Automotive Group
(302) 735-8600
591 S Dupont Hwy
Dover, DE
Newark Toyota World-Scion
(302) 368-6262
400 Ogletown Rd
Newark, DE
D & C Auto Sales
(302) 846-3632
Alt 13
Laurel, DE
Castle Hyundai
(302) 323-1200
122 S Dupont Hwy
New Castle, DE
Spirit Hyundai
(410) 295-1234
120 S Dupont Hwy
New Castle, DE
Brandywine Chrysler Jeep
(302) 998-2271
3807 Kirkwood Hwy
Wilmington, DE
Burton I G & Co Inc
(302) 424-3041
605 Bay Rd
Milford, DE
Winner Automotive Group
(302) 738-0800
303 E Cleveland Ave
Newark, DE

Proveído Por:


Hace veinte años, Hyundai daba risa. El disparatado Excel, como tantos pioneros europeos y japoneses antes que él, fue el primer auto coreano en llegar a los Estados Unidos. Pero inmediatamente empezó a mostrar problemas de corrosión y calado, y a escandalizar a los consumidores que ingenuamente creyeron llevarse un buen producto por poco dinero. Y al igual que esos pioneros europeos y japoneses anteriores, el Excel llevó a los primeros clientes a jurar que nunca volverían a comprar un vehículo coreano, estropeando el buen nombre de Hyundai en uno de los mayores mercados potenciales del mundo, y llevando sonrisas de satisfacción, risas apenas disimuladas y alguna carcajada a las juntas directivas de Detroit.

Pero se acabaron las risas en Detroit, y en Japón, si es que hubo alguna vez. Sólo veinte años después de intentar, sin éxito, desembarcar en el mercado norteamericano, Hyundai hoy ocupa el cuarto lugar entre las marcas importadas de mayor venta en Estados Unidos. Cuando probamos el rediseñado Hyundai Sonata 2006, comprendimos enseguida la razón. Este auto demuestra cabalmente que Honda, Nissan y Toyota no son las únicas automotrices capaces de producir un sedán familiar seguro, durable y atractivo.

La compañía se pasó cuatro años estudiando intensivamente el mercado para lograr seducir a una potencial clientela más joven que la de los competidores principales, además de receptiva, inteligente con su dinero, práctica, trabajadora y colmada de sentido común. En otros términos, los compradores del Sonata no se preocupan por la falta de brillo de la marca Hyundai y saben apreciar un producto valioso. Como nosotros. Después de una semana detrás del volante de una unidad totalmente equipada, aunque detectamos algunas falencias en el Hyundai Sonata 2006, advertimos su atractivo innegable en el segmento sedanes familiares.

Continue al Hyundai Sonata 2006: Un paseo rápido resumen de Myride.com