La Gerencia y el Saber Escuchar

Muchos gerentes fracasan en sus interrelaciones personales, especialmente con su equipo de trabajo, porque han descuidado, no han cultivado la tolerancia de saber escuchar, aspecto muy importante que debe saberse manejar...

Artículos Proveído Por:

¿Cuáles son las razones que evitan el que se logre el saber escuchar? ¿Qué lo impide? ¿Cómo lograrlo? , son tópicos que deben ser considerados por el gerente, si realmente quiere ayudar a que se manifieste una identificación plena con las necesidades, inquietudes que sus subalternos quieren manifestar.

En un análisis sobre este tema Alexis Colina nos reporta, que la habilidad de “saber escuchar” es más difícil de encontrar y desarrollar que la de ser “buen comunicador”, pero proporciona más autoridad e influencia que esta última, dicen los especialistas. Si usted es buen comunicador, pero no sabe escuchar, corre el riesgo de expresar en forma elocuente cosas que no le interesan a su interlocutor. Además, va a privarse de recibir informaciones y conocimientos que por otra vía no recibiría. Goleman, nos aporta que entre los beneficios de saber escuchar se encuentran los siguientes:

• Eleva la autoestima del que habla, pues le permite sentir que lo que dice es importante para el que lo escucha y, con esto, la comunicación y la interrelación se hacen más fluidas, respetuosas y agradables.

• Le permite al que escucha identificar intereses y sentimientos del que habla y, de esta forma, puede ser más efectivo en la comunicación con su interlocutor.

• Se reducen las potencialidades de conflictos por malas interpretaciones en las comunicaciones.

• Se aprende de los conocimientos y percepciones del otro.

• Amplia el marco de referencia, cultura e intereses del que escucha.

• El que escucha con atención, proyecta una imagen de respeto e inteligencia. Seguramente todos hemos escuchado la expresión “que inteligente es Fulano, con qué atención te escucha cuando le hablas”.

Schein, se lamenta de que “...interrumpir a los demás es uno de los comportamientos de comunicación más comunes y destructivos. La mayoría de la gente suele tener poca conciencia de cuán frecuente y groseramente interrumpe a los demás, convencida de que tiene que decir algo más importante que aquello que va a decir el que estaba hablando”.

Definitivamente, la gerencia dentro de su rol como responsable de que los equipos de trabajo de la empresa que originen climas organizacionales positivos, necesitan estar atento en la manera como se comportan, como manejan sus relaciones, de tal manera que les permiten expresarse, escuchar sus ideas, quejas, inquietudes, no puede eludir esa responsabilidad y estar atento de su comportamiento en las interrelaciones, y sobre todo cultivar la tolerancia, que le de paso a saber escuchar, gerenciaensaludo.com proporciona la siguiente información que le puede ayudar en pro de ello, y al respecto pregunta ¿Escucha usted a su personal? ¿Realmente los escucha? Permitir a los empleados hablar, no es lo mismo que escuchar. Usted tiene que aprender a escuchar, de la misma manera que Ud. aprende cualquier otra cosa en la que usted quiere tener éxito.

Aquí le ofrecemos algunas recomendaciones para lograrlo:

• Convénzase que usted puede hacerlo mejor. Los estudios muestran que la conciencia sola es la más grande contribuyente para mejorar al oyente. Algunos expertos sostienen que el 50% o más del promedio del mejoramiento potencial del adulto como oyente puede venir de darse cuenta que él o ella tiene malos hábitos de oyente y que es capaz de saber escuchar mucho mejor.

• Practique. Lo que toma el saber escuchar ha sido conocido por más de cien años. Hay una sola manera para ser un buen oyente. Primero, estar consciente que usted no es tan bueno como usted podría ser. Segundo, usted consigue ser realmente bueno en saber escuchar, si usted práctica, práctica y práctica.

• Comience sus propios comentarios parafraseando a la otra persona. Esto le dice a ella que usted ha estado escuchando, y tratando de comprender; también le ayuda a usted a aclarar los asuntos en su propia mente, antes de hablar. Además, al parafrasear, usted puede averiguar cuán bien ha estado escuchando.

Luego que la persona ha dejado de hablar, diga: "Lo que he entendido de lo que usted ha dicho es..." y entonces repita lo que usted simplemente ha comprendido. Tales "controles de la realidad" son más importantes cuando usted está tratando un asunto emocional, por ejemplo cuando un subordinado charla con usted sobre un problema con un compañero de trabajo. La emoción tiende a hacer a la persona menos clara. De usted depende asegurarse que está recibiendo el verdadero mensaje de la otra persona. En tales ocasiones, podría preguntar, "¿Es esto lo que usted está tratando de decirme?" y refrasee lo que usted piensa que la persona está tratando de decir. Luego, por su respuesta, asegúrese que usted ha interpretado correctamente lo dicho por la persona. Mediante estas preguntas, usted también consigue que la otra persona le dé a usted las elaboraciones, correcciones y ajustes a lo expresado, que pueden, a veces, hacer una diferencia muy importante.

Una manera para probar su progreso en este aspecto, es grabar sus conversaciones telefónicas. Vuélvalas a oír y anote cuán frecuentemente usted hizo preguntas y refraseó lo que la otra persona dijo.

• Conquiste el temor del silencio. El impulso para llenar un silencio puede ser casi irresistible. Es mejor no hablar inmediatamente después que se produce un silencio, sin importar lo que la otra persona haya dicho. Aún cuando le hayan hecho una pregunta para la cual usted tiene una respuesta lista, tómese un momento para pensar.

Si la otra parte deja de hablar, comience a contar y manténgase haciéndolo hasta que ella vuelva a hablar. No se precipite a llenar el silencio. Adquiera la práctica de hacer pausas al hablar, eso le permite pensar, analizar la situación, fijarse en el tono de voz de la otra persona, apreciar las cosas que pueden ser diferentes de lo que usted había previsto, todo lo cual le permitirá escuchar mejor y dar mejores respuestas .¿Qué pasaría si usted se enfrenta en una negociación a otra persona que es también un buen oyente? ¿Podría ocurrir un silencio embarazoso? Todo lo contrario, cada uno de esos negociadores haría una gran cantidad de buenas preguntas al otro, escucharía las respuestas del otro, y valoraría la información obtenida formulando términos de un acuerdo, en el que se refleje lo que es importante para cada parte. De esa manera, los enfrentamientos que podrían haberse prolongado tediosamente por días, pueden resolverse en horas.

• Tome nota. Esto anuncia a la otra persona que usted tiene mucho interés en escucharla, tanto que usted está anotando lo que él o ella dice. Eso también lo mantiene a usted ocupado y así usted no puede hablar mucho. Además, eso le permite a usted concluir la conversación diciendo, "Puedo volver a mis notas y revisar las cosas que usted dijo que son importantes para usted sobre este tema".

• Ponga su trabajo a un lado. Tan pronto un empleado venga a usted y quiera hablar, ponga en la gaveta cualquier cosa en la que esté trabajando. Evite toda tentación para hacer cualquier cosa, que no sea dar completa atención al empleado.

• Muérdase la lengua. Una de las primeras señales que alguien no está escuchando, es cuando él o ella cortan a quien está hablando en media oración o medio pensamiento. Asegúrese que su empleado ha terminado, antes de que usted comience a hablar

• Sonría e inclínese hacia adelante usted se asombrará del efecto que una simple sonrisa puede tener. Sonriendo e inclinándose hacia adelante, usted envía el mensaje que usted está completamente interesado en lo que la persona dice.

• Siempre haga preguntas. Ellas le dicen al empleado que usted ha estado escuchando, y que está verdaderamente comprometido para resolver cualquier tema que está.

De: Carlos Mora Vanegas

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com - http://www.articuloz.com/autosuperacion-articulos/gerencia-y-saber-escuchar-335175.html

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com

Artículos Regionales
- La Gerencia y el Saber Escuchar Alabama
- La Gerencia y el Saber Escuchar Alaska
- La Gerencia y el Saber Escuchar Arizona
- La Gerencia y el Saber Escuchar Arkansas
- La Gerencia y el Saber Escuchar California
- La Gerencia y el Saber Escuchar Colorado
- La Gerencia y el Saber Escuchar Connecticut
- La Gerencia y el Saber Escuchar DC
- La Gerencia y el Saber Escuchar Delaware
- La Gerencia y el Saber Escuchar Florida
- La Gerencia y el Saber Escuchar Georgia
- La Gerencia y el Saber Escuchar Hawaii
- La Gerencia y el Saber Escuchar Idaho
- La Gerencia y el Saber Escuchar Illinois
- La Gerencia y el Saber Escuchar Indiana
- La Gerencia y el Saber Escuchar Iowa
- La Gerencia y el Saber Escuchar Kansas
- La Gerencia y el Saber Escuchar Kentucky
- La Gerencia y el Saber Escuchar Louisiana
- La Gerencia y el Saber Escuchar Maine
- La Gerencia y el Saber Escuchar Maryland
- La Gerencia y el Saber Escuchar Massachusetts
- La Gerencia y el Saber Escuchar Michigan
- La Gerencia y el Saber Escuchar Minnesota
- La Gerencia y el Saber Escuchar Mississippi
- La Gerencia y el Saber Escuchar Missouri
- La Gerencia y el Saber Escuchar Montana
- La Gerencia y el Saber Escuchar Nebraska
- La Gerencia y el Saber Escuchar Nevada
- La Gerencia y el Saber Escuchar New Hampshire
- La Gerencia y el Saber Escuchar New Jersey
- La Gerencia y el Saber Escuchar New Mexico
- La Gerencia y el Saber Escuchar New York
- La Gerencia y el Saber Escuchar North Carolina
- La Gerencia y el Saber Escuchar North Dakota
- La Gerencia y el Saber Escuchar Ohio
- La Gerencia y el Saber Escuchar Oklahoma
- La Gerencia y el Saber Escuchar Oregon
- La Gerencia y el Saber Escuchar Pennsylvania
- La Gerencia y el Saber Escuchar Rhode Island
- La Gerencia y el Saber Escuchar South Carolina
- La Gerencia y el Saber Escuchar South Dakota
- La Gerencia y el Saber Escuchar Tennessee
- La Gerencia y el Saber Escuchar Texas
- La Gerencia y el Saber Escuchar Utah
- La Gerencia y el Saber Escuchar Vermont
- La Gerencia y el Saber Escuchar Virginia
- La Gerencia y el Saber Escuchar Washington
- La Gerencia y el Saber Escuchar West Virginia
- La Gerencia y el Saber Escuchar Wisconsin
- La Gerencia y el Saber Escuchar Wyoming
Artículos Similares
- Centros de Contacto - Trabajo Especializado
La era de las comunicaciones llegó. Un Centro de Contacto o Call Center es de alta tecnología y sus herramientas, si bien hacen agradable la acción del agente o telemarketer, también exigen de él, concentración y trabajo esforzado...
- Gerencia y Clima Organizacional
- Reducción de pago de seguro
- ¿Cómo Escoger un Agente de Seguro de Vida?
- Gerencia del Capital Humano
- Una Buena Cultura Organicional
- Excelencia Administrativa
- Gerencia - Eficiencia e Implementación de Estrategias
- La Aprobación de un Préstamo para tu Casa
- Conflicto Empresarial