La Nata

El siguiente artículo es para las personas que utilizan la nata en la cocina o en su alimentación. A continuación les daremos los consejos más útiles para montar las nata y algunos trucos que seguro te servirán cuando este cocinando...

Proveído Por:
Haga click aquí para leer más artículos en Publiboda

Nata: Si la nata no quiere montar, añade, mientras la bates, y poco a poco, tres o cuatro gotas de zumo de limón.

Nata Agria: Añadiendo unas gotas de limón a la nata líquida se consigue un sabor más agrio de ésta.

Nata bien montada: Para conseguir una nata bien montada, esponjosa y ligera, añádele un poco de leche muy fría antes de empezar a batirla.

Nata liquida: Si compras nata líquida para montarla luego tú misma, sabe que la mejor manera de hacerlo es la siguiente: pon en una ensaladera grande unos cuantos cúbitos de hielo; encaja en ella otra ensaladera algo más pequeña y vierte 250 gr. de nata líquida fría, añadiendo un poco de leche. Bate con las aspas de la batidora eléctrica a velocidad relativamente baja e interrumpe la operación no bien veas que la nata está montada. Añade, si la quieres azucarada, una bolsita de azúcar, sin revolverla, y déjala cuatro horas en reposo en la nevera.

Congelar la nata: La nata líquida, con un contenido en materia grasa superior al 40%, se congela sin problemas. De todos modos, tiene el inconveniente de que luego, una vez descongelada, ya no se puede montar. Por esto lo mejor es congelarla una vez montada. Si tu idea es utilizarla para decorar tartas y pasteles, lo más práctico es llenar de nata montada la manga pastelera, ponerle la boquilla adecuada, llenar una bandeja de formas de nata, congelarlas y guardarlas después en una bolsa para congelados. De este modo tendrás siempre a tu disposición las formas de nata que hayas elegido, y, a temperatura ambiente, tardan sólo unos 15 minutos en descongelarse.

Nata montada con volumen: Uno de los secretos para que la nata te quede montada con mucho volumen es que tanto la nata como el recipiente en la que la vayas a preparar estén bien fríos. Mételo todo en la nevera un rato antes y, si es preciso, coloca el recipiente sobre un lecho de cúbitos de hielo cuando empieces a montar la nata.

Gotas de limón. si aun así tuvieras problemas para montar bien la nata, echa poco a poco cuatro gotas de limón sin dejar de remover.

Azúcar, a su tiempo. Para que la nata no pierda volumen, echa el azúcar siempre hacia la mitad del proceso, nunca antes ni después.

Misma dirección. Para que la nata no se corte ni pierda su volumen, bátela siempre en la misma dirección.

No Endulces la nata: No endulces demasiado la nata: una cuarta parte del peso de la crema de leche en azúcar es suficiente.

Problemas con la nata: Ten cuidado, cuando montes nata, pues la nata se transforma en mantequilla en un santiamén si insistes demasiado en batirla.

Trucos acerca de la nata: Para no quedarte con un palmo de narices cuando vayas a montarla:

• Enfría previamente la nata líquida y el recipiente en que vayas a montarla.
• Dale al batidor eléctrico una velocidad media.
• Echa el azúcar en lluvia cuando la nata empiece a tomar cuerpo.
• Detén la batidora cuando la nata quede prendida ya en sus aspas.

Haga click aquí para leer más artículos en Cocina PB
Artículos Similares
- Carnes VIII
Continuando con carnes les presentamos estas deliciosas recetas: Carne en Olla, Lomo de Cerdo al Cava, Lomo de Cerdo a la Sal, Pimientos Rellenos de Carne y Pollo con Patatas Cocidas...
- Macarrones a la Carbonara
- Recetas de Tartas
- Pollo a la Florentina
- Lomo de Cerdo a La Mostaza
- Tipos de Salsas I
- Tarta de Queso en Microondas
- Solomillos de Cerdo en Su Jugo
- Tipos de Tartas
- Postres I