Su Vida y Su Crédito

Todos nosotros sentimos el impulso de gastar y pedir dinero prestado. Muchas personas tienen y usan su crédito sin pensar en cómo funciona o en las consecuencias que podría tener el hecho de no cumplir con las deudas que adquieren. Otras personas, en cambio, ven el crédito como una herramienta muy apreciada porque les permite tener acceso a cosas que no pueden comprar con el dinero en la mano. Si usted no tiene el dinero suficiente para alcanzar las metas que desea o si quiere disponer de más dinero para gastar o invertir, primero infórmese muy bien. Aprenda acerca del crédito y la manera de manejarlo, esto le ayudará a evitar problemas financieros, a proteger el dinero que tanto esfuerzo le ha costado y a hacer realidad sus sueños...

Guía suministrada por:

¿Qué es el crédito?

El origen de la palabra nos dice que crédito significa confiar o tener confianza. La base de los créditos es la credibilidad y por eso es muy importante manejar muy bien nuestro crédito. Aunque no nos damos cuenta de la frecuencia con que lo usamos, el crédito hace parte de nuestras vidas; el alquiler de una casa, el uso del servicio telefónico o una compra por cuotas en una tienda, son ejemplos comunes de crédito.

El crédito es la capacidad de un individuo para prestar dinero, para obtener fondos o mercancías, con el compromiso de devolver el préstamo en un plazo determinado y de pagar un cargo por interés. Tener crédito equivale a gozar de la opinión de que se cumplirá con las obligaciones contraídas.


C = Capacidad
C = Capital
C = Colateral/Garantía
C = Condiciones
C = Carácter

Fuentes de crédito

Existe gran variedad de fuentes de crédito y las diferencias entre ellas comúnmente están determinadas por las tasas de interés, los requisitos que exigen para obtener un crédito y las tarifas que cobran los prestamistas por el proceso que implica originar un préstamo. Sólo para que se haga una idea, las siguientes son algunas de las fuentes de crédito más reconocidas:

Bancos comerciales: Los bancos ofrecen una gran variedad de crédito, desde tarjetas de crédito hasta préstamos hipotecarios. Proveen líneas de crédito con pagos a plazos o de un solo pago, préstamos asegurados o sin respaldo y préstamos destinados a una amplia gama de productos, servicios e inversiones: automóviles, botes, vacaciones, negocios, impuestos, tecnología, construcción, etc. Generalmente, los bancos son bastante selectivos y prefieren prestar dinero a individuos y compañías que tienen un historial crediticio bien establecido.

Asociaciones de ahorro y préstamo: Debido a las prácticas crediticias especulativas y de alto riesgo que se presentaron antes del año 1980, estas asociaciones restringieron sus productos a préstamos destinados a la compra, construcción y mejoramiento de bienes raíces residenciales y comerciales. La mayoría de estas compañías funcionan como un banco comercial.

Cooperativas de crédito: Comúnmente, para acceder a los servicios de estas asociaciones es necesario tener el estatus de miembro de la cooperativa, es decir que debe comprar un derecho de participación, con el que usted puede ahorrar y pedir dinero prestado para varios propósitos. Las tasas de interés de una cooperativa tienden a ser un poco más bajas que las de los bancos, esto se debe a que los costos generales de los préstamos son más bajos. No obstante, puede suceder que estas instituciones no presten grandes cantidades de dinero.

Compañías financieras: Por lo general, quienes utilizan los servicios de estas compañías son personas que tienen dificultades crediticias. Estas personas representan un riesgo financiero para los prestamistas y por ello exigen tasas de interés bastante altas. Así, entre más deteriorado está el historial crediticio del prestatario, mayor será el valor de la tasa de interés que debe pagar para obtener un crédito. Estas compañías se concentran en consolidación de deudas, en segundas hipotecas y en préstamos que se pagan en una sola cuota. Por las características de los servicios de estas compañías, usted debe ser cauteloso(a) al tomar una decisión.

Compañías de seguros de vida: Pueden ser una fuente de crédito para quienes tienen una póliza que permita ahorrar o contar con dinero en efectivo. No obstante, el prestatario debe tener en cuenta que los fondos del préstamo salen de su propio dinero y que llegado el momento de cobrar la póliza, si se adeuda alguna cantidad, ésta será descontada del valor de los beneficios de la póliza.

Firmas de corredores: Los inversionistas que tienen títulos valores en depósito en cuentas marginales pueden pedir dinero prestado y respaldar el préstamo con tales valores. La cantidad que se puede pedir prestada depende del precio comercial de los valores que sirven como garantía para el préstamo. El uso del dinero que se obtiene de estos préstamos no está limitado a inversiones, en realidad, puede usarse para cualquier propósito; pero, si el precio de los valores que garantizan el préstamo disminuye, al prestatario se le puede exigir garantías adicionales.

Casas de empeño/prestamistas: Para conseguir un préstamo a corto plazo o de un solo pago, usted puede asegurar un préstamo con algún objeto de valor de su propiedad. El prestamista puede vender el objeto que usted ha dejado en prenda si no recibe el pago del préstamo o el interés acumulado en la fecha acordada. Esta es una fuente que permite fácil acceso a dinero en efectivo, pero es costoso debido a las altas tasas de interés que se deben pagar. Al relacionarse con estos prestamistas es importante asegurarse de que se trata de personas o compañías reconocidas y de que se adhieren a las leyes del estado o ciudad donde prestan sus servicios.

Su historial crediticio

Su historial crediticio es un informe de su vida financiera. En él aparece su información personal, un registro de sus solicitudes recientes de crédito y cualquier registro público tal como bancarrota o gravamen por impuestos. También contiene información acerca de las cuentas de crédito que abrió, el monto de los préstamos, si realizó o no los pagos a tiempo y si no pagó alguna cantidad de dinero adeudada.

Esta información se vende a acreedores, prestamistas, empleadores, aseguradores y a otras compañías, por eso es tan importante la información que compilan las oficinas que emiten informes de crédito. Si en el informe de crédito aparece un registro de pagos atrasados o de saldos pendientes, los prestamistas y otras compañías que revisan los informes concluirán que tal vez usted no es el mejor riesgo de crédito, por lo tanto, le pueden negar nuevo crédito u otorgárselo con una tasa de interés más alta, para compensar el riesgo.

¿Por qué usar su crédito inteligentemente?

Muchas personas utilizan su crédito de la mejor manera porque eso les permite controlar sus gastos, pero el uso cuidadoso del crédito tiene muchos beneficios a largo plazo. El manejo responsable del crédito mejora su historial crediticio y con ello aumenta la confianza de posibles prestamistas y acreedores, mejora su capacidad de pedir prestado a un costo moderado y por lo tanto, podrá disponer de más dinero para ahorrar, gastar o invertir en cosas costosas como una vivienda o un auto.

Su historial de crédito determinará si le pueden otorgar nuevos préstamos. Es como cuando usted le presta dinero a un amigo, si la persona no le devuelve el dinero en un tiempo razonable, lo más probable es que usted no esté dispuesto a prestarle de nuevo. Para que alguien le preste dinero tiene que estar seguro que usted es de fiar. Su historial crediticio también determinará las tasas de interés que deberá pagar. Normalmente, entre mejor sea su crédito, menor será el costo de obtener un préstamo.

El crédito puede ser una herramienta poderosa para alcanzar sus objetivos financieros pero puede ser un enemigo invisible cuando usted no tiene hábitos de administración de crédito responsable. Su historial de crédito puede estar a su favor o en contra en diversas situaciones tales como la solicitud de un empleo, el alquiler de una vivienda, cuando se inicia un negocio propio, al solicitar servicios públicos, cuando solicita préstamos e hipotecas o al adquirir seguro de autos o de vivienda. Así que recuerde “Construir y mantener un buen historial de crédito es una de las cosas más cruciales que se pueden hacer para asegurarse un bienestar financiero”.

¿Cómo establecer su crédito?

Ya hemos visto por qué hoy en día es tan importante tener un excelente historial de crédito. Si alguna vez ha solicitado una tarjeta de crédito, un préstamo o un seguro personal, usted ya cuenta con un historial o informe de crédito. Si por el contrario, usted está comenzando, tiene la gran oportunidad de construir un historial de crédito de la manera correcta.

Usted puede comenzar a construir un historial financiero abriendo una cuenta corriente y de ahorros. Los prestamistas ven en las cuentas una manera de probar su responsabilidad financiera, además éstas le ayudarán a ahorrar y a pagar sus deudas. Después de unos 6 o 9 meses de tener su cuenta, puede solicitar una tarjeta de crédito o un pequeño préstamo. También puede solicitar una tarjeta de crédito asegurada. Estas tarjetas están respaldadas por un depósito que usted hace y puede utilizarlas para hacer compras pequeñas. Después de un año, el banco podrá otorgarle una tarjeta no asegurada o usted podrá solicitarla a otra entidad financiera. Revise sus opciones y evalúe los cargos y las tasas de interés. No se deje engañar por los programas en los que le ofrecen una tasa de interés inicial baja, porque con el paso del tiempo, estas tarjetas terminan siendo muy costosas. Use sus tarjetas de crédito con prudencia y mantenga su deuda en una cantidad razonable en proporción a sus ingresos.

Lo más importante en su historial de crédito es que usted pague sus deudas a tiempo y que use moderadamente la cantidad de crédito de que dispone. Ya sea que vaya a comprar una casa o un auto nuevo, su solvencia crediticia será juzgada según su calificación crediticia o su puntaje de crédito, que es la representación numérica de su historial de pagos, deuda total actual, duración del historial de crédito y cualquier deuda recientemente adquirida, así como de tipos de crédito utilizados. Su puntuación de crédito se usa para predecir su solvencia así que tenga en cuentas las recomendaciones para proteger y aumentar su puntaje de crédito.

¿Cómo proteger su crédito?

Si usted ya tiene un historial de crédito, revíselo y verifique que todo esté en orden. Luego asegúrese de proteger su solvencia crediticia y su privacidad. Los siguientes son algunos consejos útiles:

• Establezca buenos hábitos de gastos. Piense en qué es lo que desea y qué es lo que realmente necesita.
• Pague sus facturas tan pronto como sea posible para mantener cargas financieras bajas y para mejorar su puntaje de crédito.
• Conserve las copias de las facturas de compra y el historial de pagos para resolver posibles inconvenientes con su préstamo
• Cierre las cuentas que no use. Para los prestamistas, las cuentas abiertas que no se utilizan son una oportunidad para que usted gaste mucho dinero.
• Pida prestado únicamente lo que usted puede pagar
• No llegue a los límites de su crédito
• No pase por alto los pagos ni se atrase en los pagos. Si tiene algún problema para hacer los pagos a tiempo, llame a su prestamista y pídale la oportunidad de hacer pagos reducidos.
• Revise regularmente su informe de crédito para asegurarse de que la información sea correcta. Las tres oficinas de crédito más reconocidas son Experian, TransUnion y Equifax. Revise su historial crediticio al menos cada año.

Para obtener mayor información inmobiliaria visita VivaReal.us - Su Casa Online
http://www.vivareal.us/
Artículos Regionales
- Su Vida y Su Crédito Alabama
- Su Vida y Su Crédito Alaska
- Su Vida y Su Crédito Arizona
- Su Vida y Su Crédito Arkansas
- Su Vida y Su Crédito California
- Su Vida y Su Crédito Colorado
- Su Vida y Su Crédito Connecticut
- Su Vida y Su Crédito DC
- Su Vida y Su Crédito Delaware
- Su Vida y Su Crédito Florida
- Su Vida y Su Crédito Georgia
- Su Vida y Su Crédito Hawaii
- Su Vida y Su Crédito Idaho
- Su Vida y Su Crédito Illinois
- Su Vida y Su Crédito Indiana
- Su Vida y Su Crédito Iowa
- Su Vida y Su Crédito Kansas
- Su Vida y Su Crédito Kentucky
- Su Vida y Su Crédito Louisiana
- Su Vida y Su Crédito Maine
- Su Vida y Su Crédito Maryland
- Su Vida y Su Crédito Massachusetts
- Su Vida y Su Crédito Michigan
- Su Vida y Su Crédito Minnesota
- Su Vida y Su Crédito Mississippi
- Su Vida y Su Crédito Missouri
- Su Vida y Su Crédito Montana
- Su Vida y Su Crédito Nebraska
- Su Vida y Su Crédito Nevada
- Su Vida y Su Crédito New Hampshire
- Su Vida y Su Crédito New Jersey
- Su Vida y Su Crédito New Mexico
- Su Vida y Su Crédito New York
- Su Vida y Su Crédito North Carolina
- Su Vida y Su Crédito North Dakota
- Su Vida y Su Crédito Ohio
- Su Vida y Su Crédito Oklahoma
- Su Vida y Su Crédito Oregon
- Su Vida y Su Crédito Pennsylvania
- Su Vida y Su Crédito Rhode Island
- Su Vida y Su Crédito South Carolina
- Su Vida y Su Crédito South Dakota
- Su Vida y Su Crédito Tennessee
- Su Vida y Su Crédito Texas
- Su Vida y Su Crédito Utah
- Su Vida y Su Crédito Vermont
- Su Vida y Su Crédito Virginia
- Su Vida y Su Crédito Washington
- Su Vida y Su Crédito West Virginia
- Su Vida y Su Crédito Wisconsin
- Su Vida y Su Crédito Wyoming
Artículos Similares
- ¿Cómo Usar su Tarjeta de Crédito?
Una tarjeta de crédito con una banda magnética, a veces un microchip, y un número en relieve que sirve para hacer compras y pagar el préstamo en fechas posteriores. Pero su capacidad de realizar pagos ha hecho un problema a los tarjetahabientes...
- Eliminar Deudas de Tarjetas de Crédito
- El Phishing y la Tarjeta de Crédito
- Diferencia entre Préstamos y Créditos
- Tarjeta de Crédito Virtual
- 5 Consejos para Elegir el Mejor Crédito
- La Educación Financiera
- Tarjetas De Crédito: 10 Consejos Útiles
- Negociación de Deudas de Tarjetas de Crédito
- El Límite de Crédito