Tarjetas de Crédito

Una tarjeta de crédito es una tarjeta de plástico con una banda magnética, a veces un microchip, y un número en relieve que sirve para hacer compras. Por su capacidad de realizar pagos se les llama también dinero plástico o dinero de plástico. Tarjeta que sirve para hacer compras y pagarlas en fechas posteriores. Entre las más conocidas del mercado están: Visa, American Express, Mastercard, Diners, Italcred y otras.


1. Tarjetas de Crédito: Definiciones

Los usuarios tienen límites con respecto a la cantidad que pueden cargar, pero no se les requiere que paguen la cantidad total cada mes. En lugar de esto, el saldo (o "revolvente") acumula interés, y sólo se debe hacer un pago mínimo. Se cobran intereses sobre el saldo pendiente.

La mayor ventaja es la flexibilidad que le da al usuario, quien puede pagar sus saldos por completo cada mes o puede pagar en parte. La tarjeta establece el pago mínimo y determina los cargos de financiamiento para el saldo pendiente. Las tarjetas de crédito también se pueden usar en los cajeros automáticos o en un banco para servirse de un adelanto de efectivo aunque, a diferencia de las tarjetas de débito, se cobra un interés.

Un pago con tarjeta de crédito es un pago con dinero M1 (dinero crediticio) que como todo agregado monetario distinto de M0 no es creado por los bancos centrales sino por los bancos privados al dar créditos. Por tanto, el hacer efectivo un cobro con tarjeta de crédito depende de la solvencia de la entidad emisora de la tarjeta.

Ejemplo de tarjeta de crédito: Cuando se compra con una tarjeta de crédito, normalmente la entidad financiera carga el importe en cuenta a principios del mes siguiente sin intereses. También hay otra modalidad de pago en la que se paga una parte de las compras cada mes, pero, generalmente, tiene la desventaja de que se cobran intereses. En ambos casos, se suele cobrar una cuota anual.
Cuando se paga con tarjeta en el comercio, el cobrador suele pedir una identificación ( identificación personal, permiso de conducir, etc ) y exige la firma del recibo para acreditar que se es propietario de la tarjeta.

En caso de uso fraudulento no hay más que anular el cargo y el banco debe demostrar que la compra ha sido hecha por el propietario.La compras con tarjeta de crédito pueden tener diversos seguros.

2. Forma y origen

Materialmente la tarjeta de crédito consiste en una pieza de plástico, cuyas dimensiones y características generales han adquirido absoluta uniformidad, por virtualidad del uso y de la necesidad técnica.

Cada instrumento contiene las identificaciones de la entidad emisora y del afiliado autorizado para emplearla; así como el periodo temporal durante el cual ese instrumento mantendrá su vigencia. Suele contener también la firma del portador legítimo y un sector con asientos electrónicos perseptibles mediante instrumentos adecuados. Estos asientos identifican esa particular tarjeta y habilitan al portador para disponer del crédito que conlleva el presentarla, sin estampar su firma.
Con respecto al origen, podemos decir que apareció en los comienzos del siglo XX en los Estados Unidos, bajo la modalidad de las tarjeta de compañía, se insinuó con su forma mayoritaria alrededor de la década del 40 y tomo difusión desde la mitad del siglo.

La difusión internacional fue producto del empleo en otras naciones de las tarjetas emitidas en aquel país, y del establecimiento local de sucursales de las emisoras durante la quinta y sexta décadas.

3. Aprobación segura

Algunas instituciones bancarias ofrecen a sus clientes nuevas alternativas para obtener tarjetas de crédito. En países como México, bancos como Banamex, BBVA Bancomer y Scotiabank Inverlat otorgan tarjetas denominadas "aprobación segura" o "aprobación garantizada". El modo en que éstas tarjetas operan es sencillo: El interesado debe acudir a su banco a completar una solicitud de crédito, misma que será analizada en las sociedades de información crediticia. Posteriormente, en caso de que el individuo carezca de información negativa en su historial, el banco le otorgará automáticamente la tarjeta de crédito, con la única condición de que deje un depósito en garantía que puede variar entre los 250 y 2000 dólares, dicho depósito permanecerá por un plazo determinado por el banco, mientras el usuario puede hacer uso de la tarjeta. Al cabo de dicho plazo y tras el buen manejo de la tarjeta de crédito, el usuario recuperará su dinero y podrá conservar la tarjeta. El sistema entre sus desventajas contempla que los precios y tasas de interés pueden ser mayores que las de una tarjeta convencional. Entre sus ventajas se encuentra el hecho de no tener que comprobar ingresos o historial crediticio.

4. MALAS PRÁCTICAS BANCARIAS

Las memorias del Servicio de Reclamaciones del Banco de España recogen un gran número de malas prácticas bancarias, de los más diversos órdenes. Vamos a recoger aquí algunas de las más típicas.

5. Cobro de comisiones indebidas

Es muy frecuente que las entidades emisoras cobren comisiones por el uso de la tarjeta en cajeros de otras entidades. Pues bien, para que esas comisiones sean lícitas deben estar previstas en el contrato expresamente, sin que sea suficiente que éste recoja una referencia genérica al folleto de comisiones que se envía por la entidad al Banco de España.
Por esta misma razón, no será admisible que unilateralmente la entidad emisora pretenda incrementar estas comisiones o imponerlas ex novo en los casos en que se hubiese ofrecido anteriormente ese uso de forma gratuita. Para que ello sea admisible deberá comunicarlo de forma fehaciente al titular con antelación suficiente para que éste pueda adoptar la decisión que le convenga.

No es bastante, por ejemplo, el acuerdo adoptado por las entidades integradas en Servired a comienzos del año 2001 para cobrar a todos los titulares de tarjetas de esta red la cantidad de 50.-ptas cuando la utilicen en cajeros de entidad distinta a la emisora pero de la red: se trata de un acuerdo entre empresas emisoras, pero que para ser aplicable a los titulares requiere el consentimiento de éstos.
Por la misma razón, si en el contrato suscrito al entregar la tarjeta no se fija expresamente una comisión por la renovación de la tarjeta, no se podrá cobrar posteriormente, salvo que se notifique con antelación suficiente para que el titular decida si quiere o no renovarla.
Tampoco es admisible el cobro de comisiones por las gestiones derivadas de las reclamaciones que formule el titular de la tarjeta.

6. Envío de tarjetas no solicitadas

Algunas entidades financieras han seguido la práctica de realizar campañas promocionales en las que remitían a sus clientes tarjetas que éstos no habían solicitado, con el agravante de que, al ser un envío por decisión unilateral, no se suscribe el contrato correspondiente. Se trata de una mala práctica bancaria, que puede dar lugar a conflictos de índole variada. Si el cliente comienza a hacer uso de la tarjeta, se entenderá que la acepta por sus propios actos, pero quedan sin determinar las condiciones de uso, en particular las relativas al cobro de comisiones: según lo explicado, al no existir contrato firmado, el emisor no podría cobrar comisión alguna, salvo que junto con el envío ya indicase qué cantidades cobraría en cada caso.

En ocasiones el conflicto surge porque se emite la tarjeta y, sin que exista constancia de que el destinatario la recibió, llega a utilizarse y se efectúan cargos en la cuenta del titular. De hecho, existen antecedentes en que se ha comprobado que las firmas de los justificantes de las compras no coinciden con la del titular, por lo que en estos casos el emisor deberá reintegrar al titular las cantidades que le haya cargado indebidamente. En otros casos en que no se llegaron a efectuar compras sino sólo retiradas de efectivo a través de cajero, al no poder probar el emisor la entrega efectiva de la tarjeta al destinatario debió reintegrar las cantidades que se cargaron en la cuenta de éste.
Por supuesto, siempre que se reciba una tarjeta no solicitada podrá devolverse al emisor, y proceder a su destrucción, sin gasto alguno para el cliente.

7. Incremento unilateral del límite de disponibilidad

Las tarjetas de crédito y débido suelen llevar un límite de disponibilidad diario y/o mensual, de forma que no es posible obtener reintegros o realizar pagos por encima de ese límite. Este límite no sólo entraña una limitación del crédito que se concede al tenedor, sino que actúa también en interés de éste, evitando que en el caso de uso ilícito por terceras personas, por pérdida o sustracción, se puedan cargar cantidades muy elevadas. En ocasiones ese límite es fijo (300.-euros diarios para la mayoría de tarjetas de débito) aunque en muchos casos se puede modificar de mutuo acuerdo.Pues bien, en ocasiones las entidades emisoras incrementan unilateralmente ese límite y envían una carta al cliente informándole de ello, con el fin de estimularle a utilizar más la tarjeta, sobre todo para realizar compras, dadas las elevadas comisiones que perciben por ello de los comerciantes. Este incremento unilateral es considerado por el Banco de España como una mala práctica dado que incrementa el riesgo que corre el tenedor.

8. Cancelación unilateral de la tarjeta de crédito

Dado que la tenencia de la tarjeta de crédito supone la concesión de una línea de crédito al titular, el emisor puede unilateralmente bloquear temporalmente o cancelar tal tipo de tarjetas, aunque respetando ciertos criterios generales: debe haber una causa objetiva que justifique el bloqueo o la retirada del crédito, debe notificarlo al titular con antelación para evitarle perjuicios adicionales y, si se le cobra una cuota periódica por la tenencia de la tarjeta, deberá devolvérsele la parte proporcional al tiempo por la que ya no la vaya a tener.Pero cuando se cancela unilateralmente por error o sin causa justificada alguna el emisor deberá indemnizar los perjuicios que pueda ocasionar.

Artículo proveido por http://www.creditomagazine.es
Artículos Regionales
- Tarjetas de Crédito Alabama
- Tarjetas de Crédito Alaska
- Tarjetas de Crédito Arizona
- Tarjetas de Crédito Arkansas
- Tarjetas de Crédito California
- Tarjetas de Crédito Colorado
- Tarjetas de Crédito Connecticut
- Tarjetas de Crédito DC
- Tarjetas de Crédito Delaware
- Tarjetas de Crédito Florida
- Tarjetas de Crédito Georgia
- Tarjetas de Crédito Hawaii
- Tarjetas de Crédito Idaho
- Tarjetas de Crédito Illinois
- Tarjetas de Crédito Indiana
- Tarjetas de Crédito Iowa
- Tarjetas de Crédito Kansas
- Tarjetas de Crédito Kentucky
- Tarjetas de Crédito Louisiana
- Tarjetas de Crédito Maine
- Tarjetas de Crédito Maryland
- Tarjetas de Crédito Massachusetts
- Tarjetas de Crédito Michigan
- Tarjetas de Crédito Minnesota
- Tarjetas de Crédito Mississippi
- Tarjetas de Crédito Missouri
- Tarjetas de Crédito Montana
- Tarjetas de Crédito Nebraska
- Tarjetas de Crédito Nevada
- Tarjetas de Crédito New Hampshire
- Tarjetas de Crédito New Jersey
- Tarjetas de Crédito New Mexico
- Tarjetas de Crédito New York
- Tarjetas de Crédito North Carolina
- Tarjetas de Crédito North Dakota
- Tarjetas de Crédito Ohio
- Tarjetas de Crédito Oklahoma
- Tarjetas de Crédito Oregon
- Tarjetas de Crédito Pennsylvania
- Tarjetas de Crédito Rhode Island
- Tarjetas de Crédito South Carolina
- Tarjetas de Crédito South Dakota
- Tarjetas de Crédito Tennessee
- Tarjetas de Crédito Texas
- Tarjetas de Crédito Utah
- Tarjetas de Crédito Vermont
- Tarjetas de Crédito Virginia
- Tarjetas de Crédito Washington
- Tarjetas de Crédito West Virginia
- Tarjetas de Crédito Wisconsin
- Tarjetas de Crédito Wyoming
Artículos Similares
- La Educación Financiera
Es de suma importancia que dentro de la relación de familia se tome en cuenta la educación financiera, para que así tus hijos desde niños aprendan a administrar sus bienes monetarios. La educación financiera te enseña que no se debe de gastar más de lo que se gana...
- Deudas Fuera de Control
- Tarjeta de Crédito Virtual
- El Phishing y la Tarjeta de Crédito
- Fraude y Devoluciones De Tarjetas De Crédito
- Tarjetas De Crédito: 10 Consejos Útiles
- Negociación de Deudas de Tarjetas de Crédito
- Puntos de Crédito
- 5 Consejos para Elegir el Mejor Crédito
- Eliminar Deudas de Tarjetas de Crédito